El TLC entre China y Chile ha dado un gran impulso a las relaciones económicas

Embajador del gigante asiático comentó que el comercio bilateral sobre una base de igualdad ha aportado beneficios tangibles a los pueblos de ambos países.

Por Javier Martínez

Entre enero y abril de 2022, y los 7 días de la semana, Chiguayante y Biobío serán sede del Festival Internacional de Luces, Fesiluz.

Más de 50 mil metros cuadrados de espectáculo lleno de magia, juegos y estructuras de luces, además de gastronomía y cultura milenaria China vestirán la Costanera de la comuna.

En ese sentido el embajador del gigante asiático Niu Qingbao, destacó este evento con TradeNews.cl, pero sin dejar de lado el aspecto de las relaciones económicas entre Chile y China.

Al respecto, el diplomático sostuvo que el “TLC entre China y Chile ha dado un gran impulso a las relaciones económicas y comerciales entre ambos países. Nuestro país ha sido el primer socio comercial de Chile, su principal mercado de exportación y fuente de importaciones durante 11 años consecutivos, y Chile es el tercer socio comercial de China en América Latina”.

Recalcó que el comercio bilateral sobre una base de igualdad y beneficio mutuo ha aportado cosas tangibles a los pueblos, pero “deberíamos, y estamos, ampliando la cooperación bilateral a más áreas, como primero, la cooperación en materia de inversiones. En los últimos años, las empresas chinas han participado activamente en áreas tradicionales de inversión en Chile, como la electricidad, las comunicaciones y las infraestructuras, y se han aterrizado varios proyectos a gran escala, lo que ha supuesto una importante contribución al crecimiento del empleo y la recuperación económica de Chile tras la epidemia”.

En el futuro, adelantó que pueden fortalecer la cooperación en los campos de la comunicación 5G, el Internet de las Cosas, el big data, la inteligencia artificial y otras «nuevas infraestructuras» para ayudar a Chile a seguir a la vanguardia de América Latina en el campo de las nuevas tecnologías.

TECNOLOGÍA

En segundo lugar, planteó el intercambio de tecnología y la cooperación. Las dos partes también pueden explorar la cooperación técnica para el desarrollo sostenible en sectores tradicionales como la agricultura, la minería, el transporte y la energía. “Después de todo, tanto China como Chile son países de mercados emergentes con la misma etapa de desarrollo y necesidades similares de tecnología, por lo que es más significativo aprender el uno del otro. En tercer lugar, los intercambios de políticas públicas. Pueden establecerse mecanismos regulares de intercambio entre los departamentos gubernamentales y los grupos de reflexión de los dos países en ámbitos como la formulación de políticas económicas e industriales, la aplicación de nuevas tecnologías, la alerta temprana y el seguimiento de las catástrofes naturales y la gestión de emergencias, con el fin de aprender de las experiencias exitosas de cada uno y servir a las necesidades de desarrollo de la otra parte”, remarcó.

Aparte, destacó que China quiere desarrollar sus relaciones económicas y comerciales con todos los países sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo y la cooperación en la que todos salgan ganando, y las empresas chinas están dispuestas a invertir en países de todo el mundo.

“Nuestra inversión en Chile avanza a buen ritmo y tiene buenas perspectivas, principalmente por varias condiciones: en primer lugar, desde el establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países en 1970, las dos naciones han respetado la soberanía, la integridad territorial y las preocupaciones fundamentales del otro, y no han interferido en sus asuntos internos, lo que ha proporcionado un entorno político estable para las relaciones comerciales y de inversión entre los dos países”, hizo ver.

ALTO NIVEL

En segundo lugar, considera que Chile tiene un alto nivel de apertura económica y estado de derecho, trata la inversión extranjera de forma equitativa, y tiene un entorno empresarial muy favorecido por las empresas chinas. En tercer lugar, los frecuentes y amistosos intercambios entre los gobiernos locales y la población han proporcionado una sólida base de opinión pública para la cooperación económica y comercial entre los dos países. En la percepción del pueblo chino, Chile es un país amistoso, y las empresas chinas están ciertamente dispuestas a venir para invertir y desarrollar sus negocios juntos.

Sobre el Fesiluz, el embajador señaló que el del año pasado permitió a los chinos conocer Santiago. “El Biobío es la segunda región más poblada de Chile y una importante zona pesquera y forestal. Coopera estrechamente con China en diversos ámbitos, como el desarrollo de infraestructuras, el comercio y la inversión, y los intercambios culturales, y también ha entablado relaciones de amistad con la provincia china de Sichuan, por lo que puede decirse que parte del pueblo chino ya la conoce. Los sucesivos Fesiluz de este año seguramente harán que más chinos conozcan el Biobío y Chiguayante. Sugiero que la Región del Biobío, la comuna y los organizadores del festival inviten a los medios de comunicación chinos en Chile, como la Agencia de Noticias Xinhua, a visitarlos y entrevistarlos en ese momento, y que también animen a los turistas a enviar fotos y vídeos del festival en las redes sociales para ampliar la influencia del festival”, apreció.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Última noticia

Síguenos